ENGLISH

Primer poema del año. Enero 2013


La espera

Nunca nada había sido suficiente
Edificios, trenes, prisa (y no pedir);
nombremos la ansiedad
por no poder vivir todas nuestras vidas en ésta,
aquello que somos y que podríamos ser.
Hablemos en plural, como si hubiéramos crecido en la misma casa
y el nuestro hubiera sido un encuentro incestuoso.

Nunca nada había sido suficiente,no,
el fulgor de los cuerpos por descubrir,
un cielo que cambia cada noche,
las ganas de irnos a cualquier otra parte,
las casas, las ciudades, las maletas.

Caímos del perfume al hambre, al unísono,
la canción del origen en la historia nueva;
y la bomba a punto de volar,
bomba-piedra,
bomba-sorpresa.
Qué hacer con el fuego?
Con la mentira que es tu mentira?
Y con esa verdad que también late?
Bomba-espejo,
lluvia de cristales.

Lo dejamos aquí, sobre la piel,
que no debajo.
Algo inofensivo, ni siquiera
uno de esos tatuajes tuyos; algo menor,
que nadie vea, casi anodino,
para que te olvides pronto, antes, ya,
como en una de esas fotos que se desvelan.
Dejamos esto aquí, suspendido,
como ropa de verano que en invierno nadie va a recoger.

Porque nunca, nada, ha sido suficiente.


Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.