ENGLISH

TEATRO


Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.



EL PAIS DE LAS MUJERES   (de Gioconda Belli)
Adaptación al teatro de Ana Vidal Egea


* la escritora Gioconda Belli ha autorizado la adaptación teatral de esta novela


  
PERSONAJES POR ORDEN DE APARICION

1.     Rebeca de los Ríos: esbelta, bella, elegante, refinada. Ministra de economíaa
2.     Martina Meléndez: rubia, pelo liso, voluptuosa. Gran sentido del humor. Lo cuestiona todo. Hiperactiva, desenfadada, sin miedo. Lesbiana, a cargo del Ministerio de las artes Irrestrictas, por el que se trasladó desde Nueva Zelanda por petición de Viviana
3.     Viviana Sansón: presidente electa del país, Partido de la Izquierda Erótica (PIE). Voluptuosa, grandes pechos, cercana, look de rockera, vestida de negro, con botas. Tiene una hija, Celeste; su marido, Sebastián, que la apoyaba en todo, murió en un accidente automovilístico
4.     Eva Salvatierra: “pelirroja, menuda con pecas y voz gangosa, ligeramente adolescente”. Muy eficiente. Ministra de seguridad y bienestar
5.     Ifigenia Porta:  delgada, nariz pronunciada “ todas la querían porque se parecía a Virginia Woold”. Ministra de informaciónn
6.     Juana de Arco. Adolescente violada por su tío y repudiada por su madre, que se acaba convirtiendo en la asistente de Viviana.
7.     Niño. Aparecen en la proyección contando la historia como si estuvieran examinándose oralmente de historia.
8.     Niña: Aparecen en la proyección contando la historia como si estuvieran examinándose oralmente de historia.
9.     José de la aritmética. Padre de 5 hijas, colabora con el gobierno para encontrar al culpable
10. Mercedes: mujer de José de la aritmética, gorda, buena, alegre
11. Petronio. Vecino de José y Mercedes
12. Azucena: hija de Mercedes y José de la aritmética
13. Persona 1
14.  Persona 2
15. Persona 3
16. Persona 4
17. Emir: marido de Viviana Sansón, ejecutivo.
18. Médico
19. Ernestina: amiga de Azucena, casada con Dionisio







 INDICACIONES
Aunque las proyecciones audiovisuales pueden ser sustituidas por actuaciones de algún actor en una esquina del escenario, se recomienda que se mantengan como se indica. Las proyecciones no sólo facilitan el paso de una a otra escena, sino que además le dan  un toque más actual a la obra. 
Se deben hacer dos vídeos. El texto detalla el momento de aparición de cada uno de ellos y lo que deben contener.
Se recomienda comenzar la obra con la canción “Si yo fuera varón” de Paquita la del Barrio, porque es fresca, potente y anuncia el toque de humor de la obra.


ESCENA 1

Suena  “Si yo fuera varón” de Paquita la del Barrio (Duración 4 minutos).
Colgando detrás del escenario hay una enorme bandera o banner que pone P.I.E (PARTIDO DE LA IZQUIERDA EROTICA) con un pie  femenino de color negro dibujado, con las uñas pintadas de rojo. 
Mientras suena la música  se ilumina el centro del escenario, donde hay seis mujeres  que fuman y beben divertidas sentadas alrededor de una mesa. Todas vestidas muy modernas, sensuales, seguras de sí mismas, fuertes.  Ifigenia lleva puesta un camiseta que pone “Yo bendigo mi sexo”.


Rebeca de los Ríos: Yo aún no puedo creerme lo de que  Montero tuviese un
pingüino en casa….menudo escándalo…qué vergüenza…

Martina Meléndez:  Y tanto… caprichos de millonario excéntrico ¡un presidente con un pingüino en un país mediterráneo como el nuestro!

Viviana Sansón: La mascota más cara de la historia, pagada con nuestros impuestos… Me indigna, tanto… ¡es tan ridículo!…representa a la perfección  el sistema corrupto de este país de delincuentes, de ineptos y mentirosos…Me gustaría lavar el país…lavarlo y plancharlo…Echarle lejía, desinfectarlo…Siento tanta rabia, tantísima impotencia…

Rebeca de los Ríos: ¿Y lo de las fiestas en su casa tipo Mansión Playboy como si fuera Hugh hefner? ¿Y la relación de todos esos altos cargos con las mujeres? Siguen tratándonos como si estuviéramos hechas para su mero disfrute. Es denigrante. No me extraña que todo el mundo salga a la calle a manifestarse, es el hundimiento de Europa, ya no tenemos dignidad, ¿de quién podemos fiarnos? Sé que es una frase hecha pero son todos iguales.

Ifigenia Porta: Hemos salido en todos los periódicos, en el New York Times, en Le Monde Diplomatique, incluso han dedicado un reportaje a fondo en el Time de esta semana…Somos el hazmerreír de medio mundo, ya no nos toma en serio nadie, políticamente estamos aniquilados por culpa de estos fanfarrones impresentables. ¿Qué vamos a hacer ahora?

Eva Salvatierra: Se han convocado elecciones otra vez; esto es un bipartidismo; gobiernan unos, lo hacen mal y los castigamos haciendo que gobiernen los otros pero lo hacen mal también y para entonces nos hemos olvidado de los errores de los primeros, que vuelven a gobernar…y así en una espiral hasta el infinito, rotando uno y otro, uno y otro. Siempre ganan los mismos y nosotras siempre acabamos igual, quejándonos primero de unos y luego de otros. ¿Y si aprovechamos y hacemos algo de verdad por este país? Ahora más que nunca es el momento para empezar desde cero ¿y si creamos un partido que rompa con todos los esquemas? Viviana, tú ganarías las elecciones… Piénsalo, eres la periodista más importante del país, tienes credibilidad, a la gente le gustas…te escuchan, te aplauden, quieren seguirte. ¿Por qué no les guías? Eres una buena líder.

Martina Meléndez:  ¿Cómo? ¿vas a mandar al paredón a nuestra estrella? ¿a que se la coman esa pandilla de animales? Sobre mi cadáver

Ifigenia Porta:             Viviana habla, seguro que ya has pensado en algo. ¡Alguien tiene que hacer algo! No podemos quedarnos de brazos cruzados. Esta crisis está dando al traste con los avances de los últimos años de la mujer en el mercado laboral. Apenas un 12% de cargos directivos son ocupados por mujeres hoy día y no hablemos de la desigualdad salarial. Además,  somos las mujeres la que acumulamos la tasa de paro más alta. ¡Siempre nosotras!

Viviana Sansón: La verdad es que no es una mala idea lo de formar un partido, ya es hora de dejar de hablar y actuar de una vez. En el mundo ya hay mujeres que gobiernan; mirad Margaret Thatcher, Tarja Halonen, Angela Merkel,  Laura Chinchilla, Cristina Kirchner, Dilma Rousseff… Eso no sería ninguna novedad, pero yo estoy pensando que de hacer algo debemos hacer algo que sea radicalmente diferente, sólo así cambiamos de verdad. Daros cuenta, lo que no hay es un poder femenino.  Mi idea sería crear un partido maternal, que cuide al país como una madre a un hijo. Romper ese techo de cristal que hace que las mujeres estén renunciando a reproducirse para no sacrificar su carrera profesional…Cambiar los roles durante un tiempo para concienciar y que se produzca una verdadera igualdad…

Rebeca de los Ríos:   Me interesa, sigue

Viviana Sansón: Implantar un sistema totalmente nuevo y rompedor, que podríamos llamar… qué se yo… ¿el felicismo?  Sí, no suena mal; que  el eje del desarrollo se mida por la felicidad per cápita y no por el crecimiento del producto Interior Bruto. ¿Suena bien, no?

Eva Salvatierra: Me parece brillante, necesitamos algo así

Viviana Sansón: ¡Claro! Que la prosperidad se evalúe teniendo en cuenta  el tiempo, la comodidad, la seguridad y la felicidad de la gente, tiene mucho más sentido, ¿o no?

Martina Meléndez: Me estoy acordando de los poemas de la izquierda erótica que escribió Ana María Rodas, ¿os acordáis? Podríamos llamar al partido algo así..Partido de la izquierda erótica…

Eva Salvatierra: Pues el nombre no está mal…asumimos de una vez todos los prejuicios y nos declaramos locas e izquierdosas

Rebeca de los Ríos:    El nombre me tienta pero las siglas serían  PIE yeso tiene poco glamour….a no ser que nuestro logo sea un seductor pie femenino…con las uñas bien pintadas de rojo.
(Todas ríen)

Viviana Sansón: Compro idea y añado leña al fuego, si me eligen presidenta no quiero ni un hombre en los órganos del poder.

Juana de Arco: Me encanta visualizarlos de amos de casa

Rebeca de los Ríos: Demasiado radical…no nos votaría nadie, se armaría el revuelo nacional ¿de qué iban a vivir? Menudo cambio…se echarían a la calle…

Ifigenia Porta: ¡Se pueden dedicar a hacer labor comunitaria!  A construir escuelas, centros culturales, comedores y guarderías en sus barrios…

Juana de Arco: Además, tienen que acostumbrarse a la idea del hogar, a acabar con ese rechazo a la cocina. Hasta que no se sientan a gusto en sus casa, no va a haber sociedad de iguales.

Martina Meléndez: Ya puestas, yo os pediría que prohibiéramos ese lenguaje despectivo…Estoy harta de escuchar lo de tortillera, torcido, marica, marimacho…que se imponga una educación para la libertad y que se deje vivir en paz a cada cual.

Eva Salvatierra: Y que se castigue duramente la violencia de género. En el 2010 murieron 73 mujeres a manos de su pareja o ex pareja, en el 2011 murieron 61 mujeres, en el 2012 vamos camino de 15 muertas…

Viviana Sansón: Chicas lo veo claro. Yo no aspiro a un matriarcado, aspiro a la igualdad, pero hay que hacer ciertas cosas para que hombres y mujeres tengamos el mismo bagaje. Cuando no nos entienden nos tachan de brujas o de putas. La verdad es mucho más sencilla…a nosotras nos interesan las personas  y hace mucho tiempo que lo personal es político en este mundo. Vamos a arrasar. Mañana mismo redacto nuestro manifestó.

(Detrás de ellas se proyecta un audiovisual de unos minutos).


PROYECCION DE AUDIOVISUAL  CON VOZ EN OFF
“Título: Campaña de publicidad Partido de la Izquierda Erótica.
Imágenes: Aspirina: Cuídate ya los dolores de cabeza. Da el primer paso. Unete a PIE, el partido de la izquierda erótica. Pañales: El país tiene más mierda que tu hijo. Da el primer paso. Unete a PIE, el partido de la izquierda erótica.  Test de embarazo: sea cual sea tu resultado, necesitamos cambiar el mundo para los que vienen. Da el primer paso. Unete a PIE, el partido de la izquierda erótica. Imagen de un  póster con un hombre de la oposición y cómo una mujer le besa dejándole marcados los labios en sus partes. Se ve un futbolista metiendo un gol y se escucha una voz femenina gritando gooool! Como si estuviera llegando al orgasmo. Da el primer paso. Unete a PIE, el partido de la izquierda erótica. Detergente: si nosotras no limpiamos la corrupción, ¿quién lo va a hacer? Da el primer paso. Unete a PIE, el partido de la izquierda erótica.  Compresas: los hombres sangran en las guerras, nosotras sangramos todos los meses por la vida. Da el primer paso. Unete a PIE, el partido de la izquierda erótica. 

(Las  seis mujeres se levantan y en hilera miran al público con cara desafiante).
Rebeca de los Ríos: Somos un grupo de mujeres preocupadas por el estado de ruina y desorden de nuestro país. Desde que esta nación se fundó los hombres han gobernado con mínima participación de las mujeres, de allí que nos atrevamos a afirmar que es la gestión de ellos la que ha sido un fracaso. De todo nos han recetado nuestros ilustres ciudadanos: guerras, revoluciones, elecciones limpias, elecciones sucias, falsa democracia, populismo, fascismo, dictadura, dicta blanda. Hemos sufrido hombres que hablaban bien y otros que hablaban mal; gordos, flacos, viejos y jóvenes, hombres simpáticos y hombres feos, hombres de clase humilde y de clase rica, tecnócratas, doctores, abogados, empresarios, banqueros, intelectuales. Ninguno de ellos ha podido encontrarle el modo a las cosas y nosotras, las mujeres, ya estamos cansadas de pagar los platos rotos de tanto gobierno inepto, corrupto, manipulador, barato, caro, usurpador de funciones, irrespetuoso con la constitución. De todos los hombres que hemos tenido no se hace uno. Por eso nosotras hemos decidido que es hora de que las mujeres digamos: SE ACABÓ.
Martina Meléndez: De todas es conocido que las mujeres somos duchas en el arte de limpiar y manejar los asuntos domésticos. Nuestra habilidad es la negociación, la convivencia y el cuidado de las personas y las cosas. Sabemos más de la vida cotidiana que muchos de nuestros gobernantes que ni se acercan a un mercado; sabemos lo que está mal en el campo y lo que está mal en la ciudad, conocemos las intimidades de quienes se las dan de santos, sabemos de qué arcilla están hechos los hombres porque de nosotras salieron aún los peores.
Eva Salvatierra: Por todo lo anterior, hemos considerado que para salvar este país las mujeres tenemos que actuar y poner orden a esta casa destartalada y sucia que es nuestro país.
Ifigenia Porta: Es por eso que lanzamos este manifiesto para hacer del conocimiento de las mujeres y hombres que pueden ya dejar de esperar al hombre honrado y apostar ahora por nosotras las mujeres del PIE (Partido de la Izquierda Erótica). Nosotras somos de la izquierda. Somos eróticas porque Eros quiere decir VIDA, que es lo más importante que tenemos , no sólo reproduciéndonos sin más sino también conservando y cuidando lo que construimos. Somos el PIE porque no nos sostiene nada más que nuestro deseo de caminar hacia adelante, de hacer camino al andar y de avanzar con quienes nos sigan.


Juana de Arco: Prometemos limpiar este país, barrerlo, sacudirlo y sacarle brillo para que se luzca en todo su esplendor.
Viviana Sansón: Declaramos que nuestra ideología es el “felicismo”: tratar de que todos seamos felices, que vivamos dignamente, con libertad para desarrollar todo nuestro potencial humano y creador, sin que el estado nos restrinja nuestro derecho a pensar, decir y criticar lo que nos parezca. Yo, Viviana Sansón, como candidata al poder, os prometo que, en breve, publicaremos nuestro programa explicando cuanto nos proponemos. Invitamos a todas las mujeres a apoyarnos y a sumarse a nosotras. A los hombres los invitamos a pensar y recordar quien los crió y a meditar. Parece mentira que en pleno siglo XXI todavía discutamos si socialismo o capitalismo o crisis económica, sin percatarnos de que no hemos resuelto todavía el problema de la dominación o del abuso dentro de nuestras propias casas. Ahora les toca escucharnos, abandonar el cinismo y el escepticismo y permitirnos este espacio para experimentar este reinvento de la sociedad. Nosotras también tenemos derecho.

PROYECCION DE AUDIOVISUAL

Niño: El volcán Mitre entró en erupción dejando el país en la más completa oscuridad días previos a las elecciones, tras la dimisión del Presidente Montero. Los científicos descubrieron que con el volcán, los hombres perdieron su líbido. Si el índice normal de testosterona es de 350 a 1240 nanogramos por decilitro, los hombres  sólo registraban 50 o 60 gramos. Las pruebas del laboratorio demostraron que los gases del volcán eran responsables de este efecto.
Niña: El Partido de la Izquierda Erótica, formado solamente por mujeres, tomó la posesión del poder, con Viviana Sansón como nueva Presidenta del Gobierno.  Entre las nuevas medidas, entró en vigor la carrera de maternidad para hombres y mujeres, la alfabetización obligatoria,  talleres de “respeto y poder” para las parejas víctimas de violencia doméstica y la ley que permitía el aborto inevitable.  También se realizó una ardua limpieza del país; como actividad extraescolar  las madres mandaron a sus hijos a recoger papeles arrojados a la calle cuando salían de la escuela. Por su parte, las mujeres policías se hicieron de respetar porque estaban formadas como karatekas y porque los países nórdicos les habían donado unos aparatos que descargaban electricidad por si algún hombre las intimidaba… El trabajo pasó a estar organizado alrededor de la familia., se instalaron guarderías gratuitas en los centros de trabajo; las madres podrían dar de mamar a sus bebés, o pasar la hora de la comida con ellos.  La mujer pasó a sentir el embarazo como algo que enriquecería su vida, que le daría beneficios sociales, para abolir el aborto no hacía falta prohibirlo, sino dejar de penalizar la maternidad.
Niño: El Partido de la Izquierda Erótica puso en marcha  exitosamente el Concurso Nacional ‘Barrio limpio” en el que un par de jueces se dedican a visitar plazas y calles para ver cómo está de limpio cada barrio. Los barrios ganadores  recibían gratis por un trimestre los servicios de agua y luz. La presidenta, Viviana Sansón, lo explicó bien al ganar las elecciones: aquel partido lo tenían que correr, batear, encestar y golear las mujeres.
Niña:  Se colocaron esculturas de mujeres con bebés en las plazas de todas  las ciudades y se quitaron los monumentos a reyes y militares. Los efectos del volcán Mitre mantuvieron mansos a los hombres durante dos años, después, los hombres empezaron a recuperar poco a poco su virilidad.

ESCENA 2
Colgando detrás del escenario hay una enorme bandera o banner que pone P.I.E (PARTIDO DE LA IZQUIERDA EROTICA) con un pie  femenino de color negro dibujado, con las uñas pintadas de rojo.
Mirando al público, rodeada de las demás compañeras del partido, Viviana Sansón, con un escotado vestido negro da su discurso bajo el clamor de la audiencia.
Viviana Sansón: Gracias por esta acogida, gracias una vez más. En este segundo año de legislatura estamos consiguiendo grandes avances como el que tenemos la ocasión de celebrar hoy por todo lo alto “ El día de la igualdad en todo sentido” que hemos conseguido entre todos, contra todo pronóstico. Acercaos a mi, ampliemos este círculo, así es como hemos de permanecer unidos. Los ricos tienen que verle la cara a la gente pobre, saber cómo se llaman, escuchar sus historias….Y los pobres  también tienen algo que aprender de los ricos porque no hay ricos que en su día fueron pobres, y son un ejemplo de que trabajando se puede llegar a más. Debemos seguir conectados, fijándonos en las semejanzas y no sólo en las diferencias, aprendiendo de los errores del otro. Lo estamos haciendo muy bien, os felicito.  Y ahora quiero  aprovechar para dar las gracias públicamente a mis compañeras del Partido de la Izquierda Erótica, que han creado un Gobierno fuerte, emprendedor, sano y transparente. Juntas hemos conseguido que la política del país se rija por la razón pero también con el corazón.
(Hace una seña a sus compañeras y éstas se acercan a Viviana Sansón, cogidas de las manos, las alzan triunfales, se escuchan los vítores. Se escucha un disparo. Viviana Sansón cae de espaldas al suelo, herida. Las compañeras la rodean. Se detiene el bullicio. De pronto todo es silencio interrumpido por el sonido de una ambulancia)

ESCENA 3
(En una esquina del escenario, frente a una mesa, sentados, están Eva Salvatierra y José de la Aritmética)
Eva Salvatierra:  Diga su nombre y sus datos generales por favor
José de la aritmética: Soy José de la aritmética, tengo 50 años, estoy casado, vivo en el barrio Volga… ¿está bien así o necesita algo más?
Eva Salvatierra:   ¿Cómo es que usted se llama José de la aritmética?
José de la aritmética: Mi mamá me quiso poner el nombre del santo que enterró a Jesús.
Eva Salvatierra: ¿José de Arimatea?
José de la aritmética: Ella decidió ponerle de la aritmética porque ella era analfabeta y le sonaba de persona más inteligente…Pero usted se llama Eva Salvatierra, ¿no?
Eva Salvatierra:  Así es…
José de la aritmética:   ¡Pues reconozca que también parece inventado!
(Los dos personajes ríen. Eva se acomoda mejor y toma actitud seria y profesional)
Eva Salvatierra: Gracias Don José, necesito que me diga por favor lo que pasó en la plaza, ¿dónde estaba usted cuándo oyó el disparo?  ¿qué vio?
José de la aritmética: Pues mire, si quiere que le diga mi opinión sobre quién disparó tiene que oírme el cuento desde el principio, porque yo creo que las cosas no pasan de un día para otro y yo le voy a contar mi visión desde que la presidente Viviana tomó el posesión, porque yo estaba ahí, ¿oyó? Yo no me pierdo mítines, marchas o manifestaciones. Yo nunca me hubiera imaginado que ustedes, las mujeres, iban a mandarnos. Le confieso que me reí con la campaña electoral cuando aparecieron presentando su partido con la campaña del pie. No le niego que todas ustedes me parecieron muy inteligentes. Cuando hablaban de que ya estaban hartas de que nosotros, los hombres, siguiéramos desbaratando el país, de los robos al Estado y la injusticia, claro que yo entendía a qué se referían y me gustó esa idea de que iban a ser las madres de todos los necesitados, de que limpiarían el país como si se tratara de una casa mal cuidada, que lo iban a barrer y a sacarle brillo.  Mi mujer y mis cinco hijas, que tienen todas nombres de flores,  estaban fascinadas. Pero lo del erotismo me parecía extraño, no era serio, no me parecía que fuera lo se necesita para gobernar una nación.  Aunque creo que quién es libre para hacerlo con quién quiera: hombres y mujeres, mujeres y mujeres, hombres y hombres. A mi con tal de no tener que ver funciones en vivo, me tiene sin cuidado…
Eva Salvatierra:   Siga, por favor
José de la aritmética: La cosa es que cuando explotó el volcán, después de esos días de oscuridad los hombres nos habíamos quedado apagados, fuera de combate, sin tesrrona.
Eva Salvatierra: Sin testosterona Don José, el humo del volcán redujo vuestros niveles de testosterona, así se llama la hormona.
José de la aritmética: Pues eso, nos quedamos sin testosterona y no podíamos ni movernos. Sólo votasteis en las elecciones vosotras, , la imagen del hombre estaba ya muy mal por lo que hizo el ex presidente Montero, el disparate ese de meter a niñas en el congelador del pingüino…y claro, al votar sólo mujeres ganasteis la presidencia. Así fue, nosotros no teníamos ánimo para nada; éramos como electrodomésticos desenchufados. El colmo fue cuando la presidenta decidió que todo su gabinete, incluyendo la jefatura del ejército y la policía, estaría integrado sólo por mujeres. Que no habría ni un hombre chófer, ni vigilante ni siquiera soldado.  ¿se acuerda de eso? Los vecinos no lo podíamos creer, la presidenta dijo que las mujeres necesitaban gobernar solas un tiempo y que los hombres podíamos reponer fuerzas cuidando a nuestros hijos y atendiendo solamente a nuestras necesidades familiares. Y yo para mis adentros pensé que por lo menos los chóferes deberían quedarse, que si se pinchaba una rueda, ellos la cambiarían. Mentira que ustedes saben hacer esas cosas…yo a mi mujer no le discuto las recetas..
Eva Salvatierra:   Los mejores cocineros del mundo son hombres Don José…
José de la aritmética:  Pues ya ve cuánto resentimiento agarraron algunos…seguro que quién le disparó a la presidenta fue un resentido…
Eva Salvatierra:   Eso tratamos de averiguar… ¿usted que vio?
José de la aritmética:   Poca cosa, vi a alguien perderse con una gorra azul…Creo que era un hombre pero no lo puedo jurar…
Eva Salvatierra:   Como usted anda por todas partes y habla con mucha gente, ¿es mucho pedirle que de cuando en cuando venga por aquí a contarnos lo que oye? Es importante escuchar a ciudadanos como usted…
(Eva desaparece de escena y se ve a José caminando con un bastón hasta el centro del escenario.)
ESCENA 4
José llega a su casa donde está Mercedes, su mujer, sollozando. Junto a ella el vecino y su hija Azucena. Al verlo venir, Azucena le cede su silla y José cansado, se sienta.
Mercedes: ¿Qué se sabe José? ¿qué te dijeron? Cómo está la presidenta, está confirmado que la mataron?
José de la aritmética:   Nada, mujer, no se sabe nada…(Enciende un cigarro). Es verdad que los hombres somos violentos, ¿qué necesidad había de pegarle un tiro? ¡Por Dios!...
Mercedes: Esto es muy grave (llorando) que disparen a la presidenta es como si nos disparasen a todas.  ¿Han encontrado al que le disparó?
Petronio.   ¡No tiene nada que ver con que sea mujer! Siempre hay alguien que quiere matar al presidente… Aunque eso sí, los hombres tenemos más experiencia en estas cosas,  tenían que habérselo pensando mejor al poner sólo a mujeres a cuidarla.
Mercedes: Y a los hombres que han matado, quién los cuidaba? Acuérdese del presidente Kennedy…. Lo que me preocupa es que se vote a un nuevo gobierno…
José de la aritmética: Yo volvería a votar por ellas para que mis hijas sigan t trabajando…
Petronio: Pues no sé, algunas cosas las habrán hecho bien, pero a los hombres nos han puesto la vida patas arriba, ¡este gobierno se mete en nuestra vida privada! No hay meas que ver el reality show ese que han presentado…el Sobreviviente….en el que se ve a un hombre en casa todo el día cuidando de los hijos y haciendo las tareas domésticas ¡Hemos pasado de la corrupción a la locura!
(Suena una campana)
Mercedes: Hora de la cena…hoy creo que le tocaba a Pedro y a Susana cocinar, a ver qué nos han hecho… Tú no lo notarás (dirigiéndose al vecino)  pero muchas bendecimos esta campana y estos comedores vecinales…Y mi José está aprendiendo a leer y escribir gracias a las clases de alfabetización de por las tardes! (llorando), ¡Viviana Sansón ha hecho mucho por todo nosotros y casi la matan!
Petronio. Bueno, bueno…no te pongas así…están los ánimos caldeados….Vamos a comer algo a ver si se te pasa
Mercedes: Espera, espera, sssshhh, callad, a ver qué dicen las noticias.
(Se ilumina sólo un rincón del escenario, donde está Ifigenia Porta frente a una mesa. En la mesa se lee su nombre y su cargo “ Ministra de  Información”)
Ifigenia Porta: La presidenta Viviana Sansón sufrió dos heridas de arma de fuego. Los proyectiles, disparados a media distancia afectaron al cráneo y al abdomen. Uno de ellos afectó al bazo, por lo que se le ha tenido que extirpar el órgano mediante una esplenectomía.  El otro proyectil  afectó la zona occipital ocasionando un coágulo que ha sido removido  exitosamente por lo que existe la posibilidad de que la Presidenta recupere sus facultades.  Actualmente  nuestra presidenta Vivian Sansón se encuentra en la Unidad de cuidados intensivos en estado de coma, con ventilación asistida. Su estado es crítico y su pronóstico incierto. Como sabéis, todas las reuniones que tengamos serán a micrófono abierto y podréis verlas en tiempo real en nuestro canal veinticuatro horas. Como siempre os pedimos que interactuéis con el Gobierno y aportéis ideas y soluciones.
(El foco que alumbra a Ifigenia se apagan y el escenario se vuelve a iluminar)
Azucena: pues yo te tengo que decir algo papá…Tampoco sabía si decírtelo mamá…Resulta que ayer me llamó la Ernestina por teléfono llorando como loca, diciendo que me tenía que contar un cosa que si no se lo decía a alguien le iba a dar algo…y que era una cosa relacionada con lo que le pasó a la presidenta…Así que he ido hoy a verla…
Mercedes: ¡Ay hija! ¡Miedo me da escucharte! ¿Y qué te dijo?
José de la aritmética: ¿sabe ella quién le disparó a la presidenta? Mira que ahora estoy en contacto con el Gobierno y tengo que informar de todo…
Azucena: …se iba a poner a contármelo cuando entró en la casa de repente Dionisio, (mirando a Petronio) su marido, el diablo ese…(mirando a sus padres) Yo creo que sigue maltratándola, aunque menos…pero lo que sí sé seguro es que desde que se metió en la secta esa se ha vuelto loco. Empezó a decirle que la virgen se le había vuelto a aparecer, que la virgen lloraba por el país por culpa de las mujeres del partido…Y entonces me miró y me dijo “ ¿verdad que si se le aparece la virgen a uno, uno tiene que hacer lo que le pida? Díselo a mi mujer Ernestina, que no me entiende”
Petronio: ¿Y tú qué le dijiste?
Azucena: Nada…Ernestina se puso nerviosa, me dijo que me olvidara de todo lo que me había dicho, que habían sido locuras suyas y que me fuera…
José de la aritmética: Ay hija, qué mal huele esto que nos cuentas… ¿Tú crees que si voy a hablar con Ernestina me lo contará?….
Azucena: A lo mejor…a ti siempre te ha visto como un padre…Vete el domingo a mediodía a casa de su madre, va a prepararles la comida y come con ella. Allí no estará Dionisio…
José de la aritmética: Eso haré…

ESCENA 5
VOZ EN OFF (femenina): Es jueves, ¡violadores a la plaza!
Varias mujeres vestidas de policía empujan cinco jaulas enormes, dentro de cada una de ellas hay un hombre desnudo (pueden ser muñecos inflables de tamaño natural) Debajo de cada cuál hay un letrero bien grande y visible.
“ Juan Pérez. Violador. Edad de la víctima: 5 años. Relación hijastra. Reincidente”.
“Ramón Alduvinos. Violador. Edad de la víctima: 15 años. Relación: vecino”
“Ernesto García. Violador. Edad de la víctima: 9 años. Relación: sobrina”
“Pablo González. Violador. Edad de la víctima: 28 años. Relación: acosador. Reincidente”
“Pedro Sánchez. Violador. Edad de la víctima: 45 años. Relación: exmujer”
Los dos violadores que son reincidentes llevan tatuada en la frente la V de violador, bien visible. Aparece una adolescente, mirando al público habla.

Juana de Arco : Soy del Norte, mi mamá me mandó a trabajar en la tienda de mi tío, en Cuina, al sur. Me fue bien al principio pero cuando cumplí trece años varios clientes empezaron a preguntarme si ya tenía pelitos, que les enseñara la cosita. Mi tío se dio cuenta, me dijo que era mi culpa. Me dio una paliza. Otro día se metió en mi cama. Mejor que supiera cómo era la cosa. Mejor él y no otro, dijo. Me forzó. Yo me defendí como pude. Me dolió mucho.  Sangraba. Cuando él terminó se quedó dormido enseguida y se puso a roncar. Yo sentía tanto odio que cogí un tronco de leña y empecé a golpearlo en la cabeza, hasta que me acordé del quinto mandamiento y paré. El me gritó “ ¡Me las vas a pagar hija de tu madre! Ahora te voy a hacer puta quieras o no. Vas a ver” .  Me ataba a la cama todas las noches. Me soltaba en el día para que atendiera la pulpería y en la noche me amarraba a la cama otra vez. Dejaba entrar a los hombres que me tenían ganas. Todas las noches llegaban hombres. Hasta diez. Les excitaba que yo estuviera amarrada a la cama. A mi me dolía todo. No hacía más que llorar. Yo le gritaba que se lo iba a contar a mi mamá pero quién sabe lo que le dijo él, porque cuando mi mamá llegó, me empezó a dar bofetadas, no me creyó y se fue. Una noche llegó un hombre a casa, le dio $200 a mi tío y cerraron trato. Me vine con ese hombre a la ciudad. También me violó. Me llevaron a una casa lujosa con dos muchachas más, luego supe que era la casa de la playa del Presidente Montero. No se lo van a creer pero tenía un pingüino. Nos metían desnudas en el cuarto del pingüino, decían que heladas éramos más ricas. Se reían al vernos. Después nos sacaban, decían que nos iban a calentar. Nos violaban uno por uno, el último era siempre Montero y era el peor, el que más daño nos hacía. Nos hacía cosas horribles. Sólo él nos ponía bocabajo, porque era el presidente. Nos llevaban a casa del Presidente Montero  todas las semanas y todas las semanas, antes de violarnos, nos metían con el pingüino. No podíamos ir a la policía, quién iba a creernos. Además, el jefe del cuartel era uno de los del grupo. Conseguí escaparme. Corrí y corrí por las calles sin mirar atrás, no sé durante cuánto tiempo. Hasta que encontré a Viviana Sansón y le conté mi historia y ella me convirtió en la secretaria del partido.

(Juana de Arco se va y aparece Eva Salvatierra)

Eva Salvatierra:  Durante un tiempo tuve un buen marido, hasta que dejó de serlo. Una noche regresó a casa oliendo a ron. Reaccionó violentamente, dejé que se ensañara conmigo como si fuera un saco de boxeo. Atónica. Aterrada. Sin comprender. Al día siguiente no acepté llanto ni excusas. Lo abandoné. Dejé para siempre esa casa y todo lo que contenía. Y él no puedo aceptarlo. Empezó a acosarme, a buscarme, a aparecer de súbito en lugares inesperados…Estaba tan asustada que, aunque con cierta vergüenza, volví a casa de mi padre, para que me protegiera. Mi padre me cuidó bien desde que mi madre murió cuando yo era una niña. Mi padre era un buen hombre. Me quedé con él, se lo conté todo. Nunca supe que pasó, pero a mi exmarido se lo tragó la tierra. Nunca volvió a molestarme, nunca nadie lo volvió a ver. Yo le preguntaba a mi padre, ¿papá, lo has matado? El me miraba y lo negaba con la cabeza. Jamás lo admitió. La noche en que murió la pasé diciéndole lo mucho que lo quería y pidiéndome que me dijera la verdad. ¿papá, lo mataste? Pero él no dijo nada

Martina Meléndez:  Soy lesbiana. Me di cuenta muy pronto, ya en la pre-adolescencia. Por eso me lo pasaba tan mal aquí. Salía a la calle y todos me  desnudaban con la mirada, me decían  piropos que me revolvían el estómago. “Que si te como todo lo negro” “ Que si eso es carne y no lo que le echa mi madre al cocido”, que si “ con lo poco que me gusta la fruta te comería hasta el higo” que “ si tu culo fuera un banco te la metería a plazo fijo”, que si “quién fuese bizco para verte dos veces” , “Dime como te llamas y te pido para los Reyes”, “ te comería y te cosería el culo para no cagarte” , “no tengo pelos en la lengua porque tú no quieres”… Así que me fui. Hice mis maletas, gasté mis ahorros y me fui lo más lejos que pude. A la otra punta del planeta. A Nueva Zelanda, con la naturaleza, las ovejas y el silencio. Allí me quedé durante años, para curarme. He vuelto sólo para ayudar a Viviana con su partido a levantar el país.

(Varias personas se pasean por el escenario contemplando a los hombres con desprecio, leyendo sus cargos. Escriben sobre papeles y los van dejando en distintas urnas donde se lee ‘CASTIGO PROPUESTO” hablando en voz alta, murmurando entre ellas).

Persona 1:  Este se merece la castración , violando a una pobre criatura de cinco años…. Y reincidente, Jesús y María (santiguándose)
Persona 2:  Eso, ¡que se la corten! Que la tiene tan pequeña que ni se le ve, ¡no lo va a notar mucho!
Persona 3:  ¡Te mereces esa V mayúscula de violador que te han tatuado en la frente! Chusma! Malnacido!
Persona 4:  Lo mejor es que trabajen todos los días cavando tumbas en el cementerio! Que no los dejen acercarse a los vivos!

ESCENA 6
Una habitación de hospital. En la cama, Viviana Sansón, cubierta de vendas. A su alrededor la enfermera le toma la temperatura, vigila el suero…Los visitantes conversan entre ellos. Celeste llora, abatida.
Eva Salvatierra: (Dirigiéndose a Viviana) La gente se está manifestando en la calle, han dejado muchísimas flores….Ha venido este hombre, José de la aritmética a hablar conmigo otra vez, dice que no veía cosa igual, tanto amor, desde lo de Diana de Gales…
Martina: Iros a descansar chicas, lleváis todo el día aquí…Yo aún tengo que esperar a que llegue Emir….
Rebeca: Ya nos vamos, sí, tengo ganas de ver a mis mellizos. De todas formas tenemos que reunirnos mañana a las 8am, bien frescas, con ideas, la situación y el Gobierno se nos está yendo de las manos…
Ifigenia: ¿Eva aún no tienes ninguna pista de quién pudo ser el responsable? ¿Nada de nada? ¿ningún chivatazo? ¿Ningún rumor? Ya no sé qué decirle los medios..
Eva Salvatierra: No más allá de las sospechas de todas… Morente…que debe estar muy resentido y como venganza por haberse quedado fuera de juego puede haber sido capaz de cualquier cosa… Pero no tenemos pruebas. Ninguna. También pudo haber sido cualquier otro hombre enemigo del Gobierno….desde que los efectos del volcán pasaron y empezaron a recuperar la testosterona las cosas han empeorado…como era de preveer.
Rebeca: No olvidéis que ahora hay un problema igual de importante. Tenemos que llevar cuidado extremo, Eva, tú, ahora que estás en el poder sucediendo a Viviana, especialmente. Todo el mundo se está manifestando a favor de convocar otras elecciones.  Ayer eran los hombres, los miembros del partido Machos Erectos Irredentos, pero hoy han salido también a la calle mujeres. La mayoría son las que están a favor del partido de Emilio Montero, que ya tienen valor de seguir apoyándolo,  pero da igual, todos se están movilizando, no podemos seguir ignorándolo como si nada.
Eva Salvatierra: Lo sé. Fue un error que yo asumiera el cargo de esta “presidencia temporal” , nos precipitamos. Llevan razón, es ilegal, nosotras mismas quitamos el cargo de vicepresidencia de la constitución…
Juana de Arco No le demos más vueltas. Está hecho, ahora tenemos que aportar soluciones. Lo mejor es que os vayáis todas a descansar…
Martina: Sí, chicas, marchaos. Juana y yo nos quedamos. Emir tiene que estar al llegar, me dijo que aterrizaba a las 7…
(Salen Ifigenia, Rebeca y Eva)

Martina: Pobre Emir, cuando hablé con él estaba muy asustado. Debe de sentirse fatal por no haber estado aquí cuando ocurrió…
Juana de Arco: Era un gran día para Viviana…debía saber que era importante para ella que estuviera…Le ha vuelto a fallar, tiene que estar lleno de remordimientos…
Martina: Claro que lo sabía, pero el congreso de Washington lo había organizado él, tenía que estar Juana.
(Entra Emir aprisa muy preocupado. Saluda a Martina y a Eva y se acerca tembloroso a mirar a Viviana, le acaricia el pelo.)
Emir: Aún no me puedo creer que haya pasado esto. En un mundo que se dice civilizado. ¡Panda de animales es lo que son! Así se paga la valentía, el atrevimiento… ¿Aún no se sabe quién ha sido el muy hijo de…?
Martina: No Emir, aún no se sabe nada. Tranquilízate, Viviana se recuperará, estoy segurísima. Es una mujer muy fuerte. 
Emir: ¿Y si no se recupera? Nadie nos lo puede garantizar. Puede quedarse años así. Vegetal. ¿Quién me dice que va a volver?
Juana de Arco: Tienes que confiar Emir. Es lo que hacemos todos. Confíar y esperar, hay que ser paciente.
Emir: ¿Podéis llamar al médico? Necesito hablar con él.
(Martina sale rápida)
Emir: ¿Dónde estás, mi amor?  Perdóname por no haber estado allí, contigo. Me he cogido el primer avión, no había ningún vuelo directo y ha sido un infierno esperar todas esas horas en el aeropuerto sin poder verte ni tocarte. No te imaginas. Un infierno. No volverá a ocurrir, te lo juro, pero por favor vuelve, no me castigues más. ¿No te das cuenta que me estoy volviendo loco? Vive, no me dejes esperándote. Porque yo no me voy a mover de aquí, ¿sabes? Voy a quedarme contigo, todas las mañanas, el día entero. Voy a dejar de trabajar. Voy a dedicarme a esperarte, así que regresa, por dios te lo pido.
(Martina regresa con el médico)
Emir: Doctor, soy Emir, el marido de Viviana. Necesito que por favor me diga lo más honestamente posible cuál es su estado.
Doctor: Verá, es un caso bastante inusual, nosotros mismos estamos a la expectativa. Por el bazo no hay inconveniente, tuvimos que extraerlo pero puede vivir sin él, el páncreas lo sustituye automáticamente. El problema es que en un principio creíamos que la bala le había rozado el cerebro pero no, la bala ciertamente penetró en lo que denominamos la zona silenciosa del cerebro y siguió su trayectoria hasta la parte posterior, donde está alojada. Como consecuencia del trauma, tuvo un coágulo, que le extrajimos con éxito. Al llegar al hospital la señora presidenta tuvo varios momentos de lucidez, dijo su nombre, también el de su hija Celeste. Decidimos inducirla al coma para mantenerla estable. El problema es que cuando intentamos sacarla del coma, no reaccionó y sin embargo el cerebro está activo, la respiración, el nivel de oxigenación en la sangre y la presión, son buenas. El cerebro es un misterio, de momento no podemos emitir ningún pronóstico, lamento comunicarle que sólo nos queda esperar.
(Martina y Juana se despiden de Emir y salen de la habitación con el médico. Emir se  queda mirándola un tiempo. Después coge unas mantas y se recuesta frente a ella en un sillón. A medianoche Emir abre los ojos y la mira. Viviana tiene los ojos abiertos. Se acerca a ella con cuidado)
Emir: Amor, amor…. ¿estás despierta?
(Viviana lo mira)
Emir: Bienvenida, mi vida…. ¿Sabes quién soy?
Viviana Sansón: Perfectamente
(Emir sale a llamar a los doctores, enloquecido de felicidad y a llamar por teléfono)

ESCENA 7
José de la aritmética llama a una puerta, le abre Ernestina, sorprendida.
José de la aritmética: Ernestina, ¿cómo estás?
Ernestina: Pues bien, Don José…De sobremesa con mi madre, otro domingo más… ¡Cuánto tiempo hacía que no le veía! ¿Cómo está? ¿Y Mercedes?
José de la aritmética: Nosotros estamos todos bien, gracias a Dios…Venía a ver si podía hablar un rato contigo. ¿Puedes?
Ernestina: Claro que sí, pase, no teníamos nada que hacer y nos íbamos a echar la siesta (pegando un grito a interior de la casa e invitando a que José pase a sentarse en la entrada) Mamá, estoy platicando con Don José aquí en la entrada, ¡enseguida voy! (Mirando a José) Dígame qué le trae por aquí. ¿Ha ocurrido algo?
José de la aritmética: Sí y estoy preocupado Ernestina ¿Cómo va todo en la casa?
Ernestina: Don José, no le puedo mentir. He dejado al Dionisio. Ya eran muchos años pasándolo mal, usted sabe todos los moratones que me hacía, enfrente de los niños y todo…No podía seguir así. Debí haberle hecho caso cuando se lo presenté y usted me dijo que Dionisio no era trigo limpio… Llevaban razón todos y fíjese lo que he tardado en darme cuenta. Cuánto me ha tenido que pegar, señor, cuántas veces yo le he perdonado como una tonta y hasta le he secado las lágrimas para que no se sintiera mal. Cuántas. Y estos dos pobres hijos míos que tenido por mi mala cabeza, por no hacer caso de nadie Don José, porque bien que me lo decía la Azucena, y su mujer y usted… Mi madre no lo puede ni ver al Dionisio. Nos ha hecho mucho daño. Si mi pobre padre levantara la cabeza de la tumba y viera lo que me ha hecho yo estoy segura de que lo mataba. Don José, me he convertido en una desgraciada. Muerta de miedo siempre. Sin poder quejarme ya a nadie…
José de la aritmética: Y yo que me alegro mucho Ernestina, de que hayas sido capaz de dejarle. Mercedes y Azucena se van a poner muy contentas cuando se lo cuente…Ya verás como todo va a salir bien a partir de ahora…
Ernestina: Eso espero….me he venido aquí, con mi madre, de momento…No lo sabe nadie. Ya ve, que es el primero que se entera. Déjeme que se lo cuente yo a la Azucena, que si no luego se enfada.
José de la aritmética: Ernestina, mírame a los ojos, que nos conocemos. Ya son muchos años. Dime la verdad, ¿tiene eso que ver con lo del atentado a la presidenta?
(Ernestina niega con la cabeza sin mirarlo, mordiéndose las uñas)
José de la aritmética:            Ernestina… me da que sabes algo que no me has dicho… Tú eres buena y sabes qué harías mucho bien contando lo que sabes. Acuérdate que uno no sólo peca por hacer algo malo sino por no hacer lo que debe…
(Ernestina sollozando, con las manos en la cabeza)
Ernestina:            Ay Don José no me haga esto, que yo a usted no le puedo ocultar nada y yo no me quiero poner en peligro, que soy madre de dos hijos….
José de la aritmética:            y tú eres como una hija mía, no dejaré que te pase nada. Nadie sabrá que lo has contado tú…
Ernestina:            ¿Me lo promete?
José de la aritmética:            Te lo prometo…
Ernestina: Ay eso espero, Dios sabe qué difícil es esto…pero le contaré lo que sé…Mire…Empezó a venir a casa un hombre, a hablar con Dionisio…Yo no sabía de dónde salía…venía tres  veces por semana, decía que para buscarle trabajo…hasta que empezó a enamorarse de mi… Entonces me contó que era el chófer del juez Jiménez…ya sabe..el del escándalo con el pingüino…Dionisio salió con él varias noches, después de eso empezó con sus cuentos de que veía a la Virgen. A mi no me gustó eso. Me parecía que se estaba haciendo el loco a propósito. El día en que encontré de casualidad la pistola, detrás de la leña, tuve el presentimiento…Por eso he decidido irme. Me entró mucho miedo por mis hijos.
José de la aritmética: Vamos a hacer una cosa. Te vas a quedar aquí. No salgas ni mandes a los críos a la escuela, yo me ocupo.
Ernestina: ¿Ves? ¿Ves por qué no quería contártelo?
José de la aritmética: Te juro por mi padre y mi madre que están en los cielos que nada malo te va a pasar. Es una precaución nada más. ¿O no confías en mi que te he visto crecer?
(José de la aritmética se va de la casa, por la calle saca un teléfono móvil y llama, ya es de noche)
José de la aritmética: Por dios y por todos los santos, los de arriba, sacadme de este lío, que se acabe todo pronto ….
Voz en off Eva Salvatierra:    ¿Si?
José de la aritmética: Señora Ministra, perdone las horas, usted me dijo que la llamara en cuanto supiera y tengo que contarle algo importante…

ESCENA 8
Viviana Sansón: Gracias a todo el país, a todos vosotros, hombres y mujeres, por vuestro apoyo incondicional durante estos meses de ausencia. Gracias por querer mi regreso, por esperarme. He conseguido salir de ese limbo y he vuelto a vosotros con algunas cicatrices pero con mis recuerdos intactos, lúcida.
Del complot que hubo contra el Gobierno y concretamente contra mi, sólo puedo decir que Montero, su chófer y Dionisio Sánchez ya están en prisión preventiva a la espera de que se celebre el juicio.
Tengo una bala alojada en el cráneo. Estará conmigo el resto de mi vida, es una advertencia que no paso por alto. He tardado en volver a caminar y sentir mis piernas mías. Pero estoy aquí, para serviros.  Ya no tengo ese empuje de leona que me llevó a tomar decisiones a golpe de intuición; ahora no he perdido el valor de tomarlas pero sí la rapidez del zarpazo. Admito que fue una medida extrema el mandar a los hombres a sus casas, sacarlos del Gobierno. Pagué un precio, pero significó un cambio profundo en nuestro país que valió absolutamente la pena. Espero que sirva también de ejemplo a nuestros países vecinos y que se contagie todo lo positivo.


Ha sido un gran paso. Por fin hemos obtenido respeto por las tareas domésticas; ningún hombre considera ya denigrante lavar, planchar, cocinar o cuidar de los niños. Las nuevas familias comparten las labores. Era necesario, que todos sepan lo que hay que hacer, que no se vuelvan locos dentro de casa, especialmente ahora, con esta crisis acuciante en la que nos hemos perdido. Que cada cual reconozca sus prioridades; el hogar, la familia, por encima de todo. Se han construido centenares de comedores comunitarios y hay guarderías públicas en cada centro de trabajo. Han desaparecido las pandillas, se ha reducido el problema de las drogas, nuestro felicismo ha funcionado. Todas las personas, independientemente de su clase social,  tienen acceso a una educación de alto nivel que nos hace más competitivos y nos permitirá desarrollarnos mejor. Y sobre todo; hemos conseguido eliminar la forma de explotación más antigua, la de subordinar a las mujeres y aquí ya nadie la aprende desde la infancia. Ahora cada uno de nosotros tiene la misma fuerza. Hay aún cosas que corregir, por supuesto. No somos una sociedad perfecta, viene en la naturaleza humana lo de la lucha y los retos constantes. Pero avanzamos, que es lo que importa.  Seguimos.

FIN

+info: anavidalegea@gmail.com